La tensión entre la seguridad, la vigilancia y el control de la Red: el mundo en la era post Snowden

Tras la revelación de documentación clasificada como secreta por parte de Edward Snowden, la seguridad y el control en la red, sus impactos geopolíticos y la reconfiguración de las políticas es un tema que afecta a las necesidades de infraestructuras y de la autonomía tecnológica de la ciudadanía. Los efectos en este campo se traducen en una tensión entre la seguridad, vigilancia y control de Internet, que se traduce en el uso de datos personales con objetivos comerciales, así como del control de la ciudadanía, entre otros aspectos.

Con el objetivo de profundizar en este nuevo escenario, el Programa de Comunicación y Sociedad Civil del IN3/UOC inicia una serie de seminarios durante los cuales se abordará como tema central las encrucijadas, escenarios y retos de la Sociedad red. Para la primera sesión de esta nueva fase, la periodista Yolanda Quintana, que investiga el impacto de Internet y los medios en el ámbito de los movimientos sociales, realizó una introducción a estos nuevos escenarios que se han abierto a partir de las revelaciones de Snowden. Un encuentro en el que se abordaron las tensiones que surgen entre la seguridad, la vigilancia y el control de la red y en el que se planteó cómo luchar contra esta situación y por qué se ha llegado a estos nuevos escenarios.

Para ello, la periodista realizó un recorrido sobre los antecedentes sobre la defensa de la privacidad y el derecho a unas comunicaciones encriptadas, acciones que “están ligadas a los inicios de internet y por tanto no son algo nuevo”. En esta línea, Quintana presentó la batalla que actualmente se vive en internet y que se refleja en cuatro formas de control de la red: la censura, la vigilancia masiva, las acciones de propaganda y la propiedad intelectual.

Las formas de censura se concentran en varios tipos de bloqueo y filtrado como el IPS, el DNS o el bloqueo de las URL. Sin embargo es en cuestiones de vigilancia masiva donde más se ha ampliado el tema. Quintana precisó algunos de los programas de vigilancia más relevantes que han salido a la luz en los últimos años, principalmente a partir de las revelaciones de Snowden, tales como el PRISM en las que grandes corporaciones como Microsoft, Yahoo, Google o Facebook permitían el acceso directo a sus servidores por parte de los servicios de inteligencia de EE UU. “El PRISM tiene otra lectura: se legaliza por un tribunal secreto que toma decisiones también secretas, que permiten que se rastree a cualquier ciudadano americano. A partir de esta supuesta legalidad se pone de manifiesto la vulneración de derechos”, concretó Quintana. Otro de los programas destacados durante su intervención es el Tempora en el que intervenían los servicios secretos de Reino Unido.

Además de la censura y la vigilancia, existen acciones de propaganda, como fue el caso Zunzuneo en Cuba. Se trataba de una red de mensajes de texto con el que desde EE UU se trató de reproducir una 'primavera árabe' en Cuba. En el caso de la propiedad Intelectual, como excusa de control de la red, Quintana hizo referencia al Canon AEDE. En estos nuevos escenarios en los que existe un planteamiento de tensión entre la seguridad y vigilancia, así como entre la seguridad y el control, se abren nuevas posibilidades a otras formas de acción que se están planteando desde los movimientos sociales para dar respuesta a este espionaje masivo.

El Programa de Comunicación y Sociedad Civil ya está trabajando para abordar en próximos seminarios cuestiones como las potencias de las nuevas experiencias de la democracia de red, la seguridad de Internet o la crisis de los modelos comunicativos tradicionales respecto al crecimiento de los nuevos medios en el contexto de la Sociedad red. Este primer seminario se celebró el pasado 25 de abril en la sede del IN3.

*Foto: "Cameras" de SpY - http://www.spy-urbanart.com/