Tecnopolítica Reloaded

¿De dónde venimos?

Muchas cosas empiezan por una conversación interesante. Nuestro grupo comenzó así, como un seminario de discusión e investigación titulado “Comunicación y Sociedad Civil” (CivilSC) lanzado en 2011. En él abordamos, analizamos y debatimos el devenir de movimientos como el 15M desde su formación, a través de encuentros mensuales y jornadas anuales. Este seminario se convirtió más tarde en un grupo de investigación adjunto al IN3 de la UOC. Bajo el nombre de “Redes, movimientos y tecnopolítica” abrimos un espacio de análisis situado en torno a los movimientos surgidos a partir del 2011: primaveras árabes, 15M, Occupy, Yosoy132, Jornadas de Junio, OccupyGezi... Desde entonces hemos llevado a cabo diferentes análisis sociológicos en torno a ellos (a través de encuestas, análisis de redes, entrevistas, etc.). Como parte de ese proceso impulsamos la red Datanalysis15M, una red de investigación militante y de datos, uno de cuyos principales productos fue el libro Tecnopolítica y 15M: la potencia de las multitudes conectadas. Ya en 2013 iniciamos nuestra participación en el proyecto europeo D-CENT (Decentralised Citizen Engagement Technologies), orientado a generar tecnologías digitales para la democracia y la economía. Nuestros análisis de las prácticas, éxitos y límites de los movimientos desde el 2011 nos ayudaron a pensar y a prototipar estas tecnologías. Como parte del proyecto también colaboramos con diferentes procesos híbridos de participación en el marco de la política del cambio post-15M.

¿Dónde nos situamos?

Llegamos al día de hoy como Tecnopolítica, un proyecto vinculado al IN3 de la UOC y al grupo de Communication Networks and Social Change, liderado por Manuel Castells. Lo hacemos con la autonomía que nos otorga el seguir abriendo enclaves desde los que pensar, construir y reimaginar las relaciones entre tecnología y política en la sociedad red. Operamos como una red de personas y colectivos y como ateneo tecnopolítico, un espacio de investigación extitucional situado entre la academia, los movimientos, las nuevas instituciones democráticas y la sociedad en un sentido más amplio. Aspiramos a ser un espacio de colaboración e intercambio de conocimientos y prácticas sobre tecnología, política y sociedad. Un laboratorio de pensamiento y acción.

En las últimas décadas han surgido nuevas formas de hacer política en las que las prácticas tecnopolíticas y las redes, tanto tecnológicas como humanas, han jugado un papel fundamental. En Tecnopolítica investigamos y tratamos de contribuir a esas transformaciones sociales desde una perspectiva situada, experimental y transdisciplinar. Nuestra aproximación incorpora posiciones, conocimientos y métodos de diferentes áreas: las ciencias de redes, datos y complejidad; los Estudios de Movimientos Sociales; los Estudios de Comunicación; la filosofía de la tecnología y los Estudios de Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS). A partir de ellas construimos visiones propias desde las que explorar nuevos territorios narrativos, analíticos y prácticos. Tres son nuestros proyectos clave: 1) Decidim y diferentes colaboraciones con la Dirección de Innovació Democrática del Ajuntament de Barcelona, que incluyen la co-dinamización de la comunidad Metadecidim (mediante las sesiones de trabajo de la comunidad SOM y las sesiones de investigación del LAB Metadecidim) o el pre-diseño de un futuro laboratorio de innovación democrática; 2) el proyecto europeo Decode, orientado a construir nuevas tecnologías, economías y políticas de datos; y 3) investigaciones para sistematizar el concepto y el área de la tecnopolítica, así como para pensar la conexión entre municipalismo, democracia en red y ciudades democráticas.

Tecnopolitica.net

Tecnopolítica.net es nuestro interfaz digital, un espacio de enunciación colectiva y un repositorio digital de datos, media y publicaciones. El Blog servirá para articular el discurso público de la red. En él iremos publicando análisis tecnopolíticos tanto de coyuntura como de largo recorrido. El primero está dedicado a la nueva generación de redes políticas y el caso Decidim. En Eventos puedes consultar toda nuestra actividad pública, que actualmente está centrada en impulsar sesiones de trabajo y de investigación de la comunidad Metadecidim. En la Tecnoteca iremos subiendo videos y publicaciones de la red y sus actividades, pero sobre todo queremos que puedas usarlo como repositorio de Datasets. En Líneas puedes consultar nuestras tres pincipales líneas de investigación y sus proyectos: Autonomía Tecnopolítica, Democracia en Red y Movimientos y Redes.

La línea Autonomía Tecnopolítica (“autonomía social, tecnologías del común”) se orienta a teorizar, analizar críticamente y contribuir a la construcción de autonomía tecnopolítica, esto es, relaciones con y a través de las tecnologías que potencien nuevas formas de libertad y creatividad tanto personal como colectiva. En esta dirección estamos desarrollando cuatro proyectos: Interidentidad, Decidim, Metadecidim y DECODE, y, en años previos, participamos en el proyecto europeo D-cent. La línea Democracia en red (“una sociedad red de todas y cualquiera”), parte de un diagnóstico de la crisis de la política representativa en las últimas décadas que, unida a la difusión y posibilidades de Internet y las redes sociales, plantea la necesidad, la oportunidad y el reto de construir nuevas formas de democracia radicalmente participativas, apoyadas en procesos y estructuras híbridas, mediadas por las TICs En ella destacamos el proyecto Decidim. Finalmente, en Movimientos y Redes (“la potencia de las multitudes conectadas”), analizamos las principales dinámicas de acción de los movimientos tanto en las redes digitales como fuera de ellas, combinando métodos cualitativos y cuantitativos, tradicionales y emergentes, a fin de alimentar sus procesos. Como parte de esta línea de investigación y acción hemos desarrollado proyectos como Balzan o el libro Tecnopolítica: la potencia de las multitudes conectadas.

¿Hacia dónde vamos?

Nuestro trabajo se basa en un diagnóstico de la coyuntura actual desde una perspectiva tecnopolítica. En el plano político asistimos a un marcado declive de la política representativa, pero también a los procesos políticos abiertos desde el 15M, así como una transición digital de las estructuras del estado; en el plano económico asistimos al ascenso de lo que se ha definido como “capitalismo de datos” y “de plataformas”, así como a procesos de automatización a menudo ligados con una precarización del trabajo, pero también asistimos a la emergencia de nuevas formas de economía cooperativa y procomunal, en particular, los comunes digitales y el cooperativismo de plataforma; en el plano social, advertimos una centralidad cada vez mayor de las redes digitales comerciales en la vida social, de la comunicación masiva a las relaciones afectivas, de la vivienda turística al transporte, al servicio de un capitalismo de la vigilancia y la ingeniería social, pero también una nueva conciencia sobre las creciente amenazas a la privacidad y la seguridad personal, así como a la soberanía tecnológica, alimentada por las revelaciones de Wikileaks y Snowden, así como a las posibilidades de la autocomunicación multitudinaria articulada digitalmente; en el plano tecnológico, en concreto en el mundo digital, puede apreciarse un ascenso de plataformas cerradas, un incremnto de la fragmentación y la privatización de internet, pero también una fuerte tradición del hardware y el software libre, la lucha por un internet neutral o el hacktivismo.

Nuestros dos proyectos fundamentales, Decode y Decidim, tratan de dar una respuesta tanto teórica como aplicada a esta ambigua coyuntura. Tecnopolítica nace y se desarrolla con el objetivo de pensar desde la práctica y actuar desde el análisis, en movimiento, en relación directa con el desarrollo de proyectos. Los lemas de nuestras tres líneas marcan la orientación de nuestro trabajo actual: continuar contribuyendo, conceptual y tecnológicamente, a aumentar la potencia de las multitudes conectadas; desarrollar infraestructuras libres, comunes, distribuidas y democráticas para potenciar la autonomía social y tecnopolítica; en definitiva, trabajamos por una sociedad red de todas y de cualquiera, el reto de toda revolución democrática.