Datificación y corporalidad digital: ¿Son los datos un nuevo cuerpo?

Desde hace unas décadas nuestra relación con los datos digitales se ha hecho cada vez más íntima y, a la vez, problemática ¿En qué medida pensar los datos como un segundo cuerpo puede ayudarnos a articular relaciones más deseables y emancipatorias con ellos?