FAQs

Democracia Digital y Datos Comunes ha sido un proceso participativo piloto que tenía como objetivo testear una nueva tecnología que permitirá mejorar la plataforma digital de participación Decidim al tiempo que imaginamos entre todas las políticas de datos del futuro. Este piloto se enmarca en el proyecto europeo DECODE (Decentralized Citizen Owned Data Ecosystems), que persigue construir herramientas legales, tecnológicas y socioeconómicas con las que la ciudadanía pueda recuperar el control de sus datos y generar un mayor beneficio común de los mismos.

¿QUÉ ES DECODE | DDDC?

Una plataforma para deliberar y construir formas alternativas de gobernanza de datos más democráticas, que contribuyan a que la ciudadanía recupere el control sobre sus datos personales en la sociedad y la economía digitales. DECODE/DDDC es una plataforma digital de participación basada en el software Decidim para el proyecto europeo DECODE.

Un proyecto colaborativo

DECODE/DDDC es una plataforma de participación basada en código abierto. Cualquier ciudadano puede ver como está construïda, reutilizarla o mejorarla. Consulta aquí el código en GitHub.

Una comunidad  experimental

Durante el piloto Digital Democracy and Data Commons se constituirá una comunidad participativa en torno a DECODE/DDDC. La plataforma está abierta para la autoorganización de otros procesos o comunidades en la economía digital.

¿QUÉ ES EL PROYECTO DECODE?

DECODE es un proyecto europeo que pretende dar respuesta a la preocupación de las personas sobre la pérdida de control de su información personal en Internet. La posibilidad de acceder, controlar y utilizar datos personales se ha convertido en una forma habitual de explotación de beneficios por parte de las grandes empresas presentes en Internet. La creciente pérdida de control de estos datos, así como la forma en que son utilizados suponen un grave problema.

  • Esto no sólo implica la pérdida de la privacidad y la autonomía de las personas, sino que también está dañando la seguridad de su identidad en Internet.
  • Las grandes cantidades de datos generados cada día suponen una potencial fuente de información que podría beneficiar a toda la sociedad. Sin embargo, estos datos son controlados por unos pocos monopolios y resultan inaccesibles para aquellas personas u organizaciones que quieran crear soluciones y servicios para el beneficio público.
  • La monopolización de datos genera ineficiencia y desigualdad económica. Esto pone en riesgo la confianza entre los ciudadanos, las instituciones públicas y las empresas, algo que es esencial para una economía estable, sostenible y colaborativa.
  • El panorama actual del ecosistema digital y el Internet de las cosas (IOT) está muy disgregado; existen multitud de soluciones no interoperables, que ofrecen su propio conjunto de dispositivos, portales, plataformas y medios de manipulación de datos. Esta fragmentación hace que los datos no sean controlables y, finalmente, que los usuarios acaben perdiendo el control sobre ellos.

¿Cómo lo resolvemos?

Creemos que las personas deben poder elegir y saber qué pasa con su identidad digital, quién usa sus datos y para qué fines. DECODE es un proyecto experimental para el desarrollo de alternativas prácticas a la manera de usar Internet hoy en día: cuatro pilotos europeos mostrarán el valor social más amplio que se puede conseguir cuando a las personas se le otorga el poder de controlar sus datos personales y los medios para compartir sus datos de manera diferente. DECODE explorará cómo construir una economía digital centrada en los datos donde la información generada y recopilada por los ciudadanos, el Internet de las cosas (IoT) y las redes de sensores estén disponibles para un uso comunitario más amplio, con las barreras de privacidad adecuadas. Como resultado, las personas innovadoras, las startups, las ONG, las cooperativas y las comunidades locales pueden aprovechar esos datos para crear aplicaciones y servicios que respondan a sus necesidades y a las de comunidades más amplias.

¿QUÉ ES EL PILOTO DEMOCRACIA DIGITAL Y DATOS COMUNES (DDDC)?

El piloto DDDC es un proceso participativo abierto a la ciudadanía, estructurado en dos ejes temáticos principales: Democracia Digital y Datos Comunes. El primer eje tiene como objetivo central el testeo e integración de los sistemas Decidim-DECODE. La tecnología DECODE mejorará la privacidad en los procesos deliberativos desarrollados a través de la plataforma Decidim, facilitando tanto el intercambio de datos, su visualización (a través del panel de control de BCNNOW) así como la transparencia durante el proceso (a través del ledger distribuido de DECODE). En última instancia, este eje pretende abordar cómo el potencial de la tecnología DECODE integrada en Decidim puede impulsar y mejorar la tecnología y la visión de la democracia participativa.

El eje complementario sobre Datos Comunes, está orientado a cubrir los otros dos objetivos generales del piloto, que son abordar la deliberación colectiva sobre las políticas de datos y construir un procomún de datos experimental. Este eje trata el  potencial de Decidim para avanzar en la visión de DECODE sobre las formas alternativas respecto a la gobernanza de datos y la economía digital.

¿QUÉ TECNOLOGÍA ESTÁ CREANDO DECODE?

DECODE está creando herramientas para devolver a las personas el control y la propiedad de sus datos. Estas herramientas combinarán la tecnología blockchain con la criptografía basada en atributos, para dar al propietario de los datos el control sobre cómo se accede a ellos y se usan. Esto ayudará a construir una sociedad digital más confiable y consciente de la privacidad.

De hecho, la investigación y desarrollo técnico de DECODE se centra precisamente  en torno a las cuestiones de confianza y privacidad. En particular, se explora cómo la confianza y la privacidad pueden ser garantizadas por nuevos marcos de gobernanza, y cómo esto puede llevar a modelos económicos innovadores basados ​​en procomunes de datos abiertos.

Los derechos implícitos en los datos privados se podrían buscar en el dominio público, pero se otorgaría acceso únicamente a aquellas partes que tienen derecho a acceder. Este novedoso concepto en materia de autorización y derechos de datos también se aplicaría a aquella información que está siendo mandada o usada por todos esos objetos conectados al Internet de las Cosas, permitiendo así que las personas puedan administrar y controlar sus dispositivos y los datos que generan.

¿QUÉ ES LA TECNOLOGÍA BLOCKCHAIN O DE LEDGER DISTRIBUIDA (DLT)?

Un blockchain o DLT es un medio para procesar una transacción en línea sin la necesidad de un intermediario. El primer blockchain, usado para la moneda virtual Bitcoin, demostró la forma en que funciona esta tecnología. Para que una moneda virtual funcione, debe existir un medio que garantice que las personas no puedan gastar el mismo dinero dos veces. Esto es lo que se consigue con blockchain: garantizar que un mismo Bitcoin no se pueda contar dos veces, utilizando un sistema criptográfico para registrar, validar y almacenar transacciones de forma distribuida. De esta manera, ya no es necesario que dos personas confíen la una en la otra o que necesiten un intermediario para realizar una transacción.

Cada vez que una transacción es efectuada, su información se agrega a la "cadena". Estas unidades de información se conocen como “bloques”, que agrupan las transacciones y son confirmados cada 10 minutos. Una vez que se ha agregado un bloque, no se puede modificar. Es un registro permanente e inamovible.

Esta cadena de bloques o blockchain se sostiene a través de miles de computadoras en red, conocidas como nodos, en lugar de estar alojadas en un único servidor central. Esto significa que la blockchain es distribuida o compartida. La red realiza un proceso computacional, conocido como hashing, que significa que todas las copias del registro electrónico contienen la misma información, sin  necesidad de que un tercero las confirme.

Esta tecnología ha impulsado una ola de innovación que va más allá del Bitcoin u otras monedas criptográficas. Los desarrolladores destacan su valor principal en la posibilidad de descentralizar procesos que normalmente requerirían una autoridad central o un intermediario para ser validados y garantizar la confianza de ciertas transacciones. Existe la opinión de que la tecnología blockchain podría generar cambios radicales en los gobiernos e instituciones financieras y públicas, gracias a la eliminación de los intermediarios.

¿QUÉ ES EL INTERNET DE LAS COSAS?

El Internet de las cosas (IoT- Internet of Things) se refiere a todos aquellos dispositivos que están conectados a Internet y que capturan o generan cualquier tipo de información. Cada vez son más los objetos inteligentes que nos rodean; se estima que para el año 2020 habrá ya en torno a 20.000 millones de dispositivos conectados a Internet. Para el usuario y consumidor medio, estos dispositivos incluyen teléfonos móviles, accesorios deportivos, calefacción doméstica u electrodomésticos, entre otras cosas. Para los gobiernos en cambio, esto incluye dispositivos y sensores que capturan información sobre una variedad de cosas, como la calidad del aire, el tráfico y la actividad en espacios públicos.

El proyecto europeo DECODE desarrollará sistemas descentralizados que permitan el acceso a estos dispositivos conectados y a los datos generados por los ciudadanos. Esto protegerá los datos y la privacidad de las personas, pero también implica que podremos beneficiarnos colectivamente de toda esa información recopilada a través de estos objetos y tecnologías.

¿QUÉ ES UN PROCOMÚN DE DATOS?

Una procomún de datos es un recurso compartido, accesible y abierto, carente de restricciones de licencia. Permite que cualquier persona pueda contribuir, acceder o utilizar los datos que son compartidos. En este sentido, los datos pueden considerarse como un bien público económico más, como lo son las luces de las calles o el aire puro. DECODE creará un procomún de datos abiertos a partir de la información creada por las personas y los dispositivos. Ellas podrán decidir qué datos personales quieren aportar al común y en qué condiciones. Por ejemplo, pueden decidir si sus datos son anónimos o no. Existen además otras formas de licencias digitales para el bien común, como las del software, ampliamente estudiadas y desarrolladas. DECODE creará e implementará nuevas reglas que hagan posible alternativas al monopolio de explotación de datos por parte de grandes proveedores de servicios.

¿QUÉ SON LAS REGLAS INTELIGENTES (SMART RULES)?

Las reglas inteligentes son las formas a través de las cuales las personas pueden decidir cómo se utilizan sus datos, por quién son utilizados y en qué condiciones. Al usar tecnologías de ledger distribuido, como blockchain, DECODE creará contratos inteligentes que permitirán a las personas crear reglas sobre si sus datos personales se mantienen privados o compartidos. Esto permitirá compartir comunes digitales de datos personales e identificar las características específicas, los regímenes de propiedad y los derechos de acceso.

Con las reglas inteligentes, DECODE utilizará una combinación de prácticas comerciales, normas legales y soluciones técnicas que los usuarios administrarán para compartir datos. Esto empieza por la transparencia sobre qué datos son  mantenidos por quién, y la capacidad de autorizar cualquier intercambio mientras las implicaciones sean comprendidas.

Las reglas inteligentes permiten a las personas definir las condiciones para el acceso y el uso de los datos, y las obligaciones legales/contractuales u otras restricciones. A través estas reglas, uno puede otorgar o denegar la autorización para acceder a sus datos personales; su asociación con su identidad; o cambiar el estado legal y las condiciones de uso y explotación de sus datos.

La combinación de reglas inteligentes que se ejecutan en tecnologías de ledger distribuido producirá una plataforma descentralizada, y permitirá una gobernanza de datos flexible y extensible a todos

¿QUÉ ES LA ECONOMÍA COLABORATIVA?

La economía colaborativa implica el uso de plataformas digitales para conectar grupos distribuidos de personas para hacer un mejor uso de los bienes, habilidades u otros recursos. Algunos ejemplos podrían ser compartir coches, espacios o herramientas; se suelen utilizar distintas plataformas digitales para conectar a las personas y poder hacerlo. En DECODE, se desarrollará tecnología para que estas plataformas o intermediarios no sean necesarios.

¿QUÉ ES LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA?

La democracia participativa se refiere a la capacidad de participar directamente en varios aspectos de un proceso democrático. Abarca desde la transparencia en el gobierno y en los procesos políticos, hasta posibilitar que las personas participen activamente en la formulación de políticas y en la toma de decisiones. Esto podría incluir votar, aportar ideas, participar en la asignación del presupuesto o desarrollar políticas deliberando en común con otros ciudadanos y funcionarios.

¿CÓMO SE FINANCIA DECODE?

DECODE está financiado por la Comisión Europea. Es un proyecto de tres años, que desarrolla entre enero de 2017 y diciembre de 2019. En total, se pagarán 5 millones de euros a los 14 miembros del consorcio que realizan el trabajo. DECODE es parte del proyecto Horizon 2020 (Proyecto n.°732546), programa de investigación e innovación más grande de la UE con casi 80.000 millones de euros de financiación disponible durante 7 años (2014-2020). Es una iniciativa emblemática dirigida a asegurar la competitividad global de Europa. Los miembros del consorcio de DECODE son: España, Holanda, Italia, Suecia, Francia y el Reino Unido. La coordinación del proyecto es llevada a cabo por Francesca Bria, Directora del área de Tecnología e Innovación del Ayuntamiento de  Barcelona.

DOCUMENTACIÓN

En esta carpeta encontrarás documentos en PDF relacionados con el proceso participativo.

--

Nota importante: El proceso participativo ya ha concluido. Aquí te enseñamos en detalle cómo fue la participación que articulamos a través de la plataforma digital Decidim.