Proceso participativo Plan Estratégico UOC 2021-2025

El actual contexto de crisis (ecológica, sanitaria, socioeconómica, política...) y de transformación (cambio social y tecnológico) sitúa a las instituciones del conocimiento frente a una serie de interrogantes de gran calado que apelan a sus principios y a su misma razón de ser. La magnitud de los retos que afrontan puede resultar intimidatoria. Los modelos de generación de conocimiento, la formación de profesionales, la educación de personas libres, las condiciones laborales de sus trabajadores, la participación de la comunidad en su gestión y un largo etcétera, son aspectos debatidos y conflictivos.

Ofrecer respuestas, siquiera tentativas, a estos problemas y retos constituye una necesidad urgente para las universidades. En el tradicional enfoque de toma de decisiones estratégicas, un equipo ejecutivo de alto nivel marca las directrices y define los pilares del plan estratégico tras escuchar o consultar a los representantes de algunas de las partes interesadas, o incluso externalizan a consultoras la tarea de diseñar la estrategia de la universidad. Los enfoques más novedosos incluyen procesos de participación e innovación  que apelan al conjunto de la comunidad universitaria y la corresponsabilizan del futuro de la institución.

Esta es la línea de planteamiento que seguirá la fase participativa del proceso de desarrollo del Plan estratégico de la UOC para el periodo 2022-2025. Desde la unidad de Tecnopolítica hemos estado colaborando con el Gabinete de Planificación Estratégica para apoyar el proceso de despliegue de la plataforma Decidim y hemos realizado tareas de asesoramiento externo (no vinculante) para contribuir a su diseño, además de una investigación orientada a su evaluación crítica con el objetivo de generar conocimiento académico e indicar posibles mejoras de cara a futuras ediciones.

En su versión actual, el diseño del proceso participativo, de carácter consultivo y deliberativo, contempla cuatro grandes fases, a su vez subdivididas en subfases, que combinan la generación de propuestas, los debates y la manifestación de preferencias. Siguiendo el formato establecido por la UOC para la redacción de planes estratégicos, el resultado esperado es un conjunto de iniciativas de mejora de los 12 retos existentes en el plan desarrollado hasta la fecha, así como la incorporación de nuevos retos, objetivos (ligados a indicadores de éxito o KPI) y acciones.

El resultado final de todo el proceso participativo, previsto para julio de 2021, será un conjunto articulado de propuestas de carácter estratégico y táctico que permitan que la institución avance y mejore en los próximos años. El proceso participativo se cerrará con un plan estratégico cuyo grado de implementación podrá recibir seguimiento público a lo largo de los 4 años siguientes gracias al módulo de seguimiento de Decidim.

El diseño del proceso participativo se ha adaptado a las necesidades, las posibilidades y los límites del proceso de diseño del plan estratégico actual, que van de las propias estructuras decisorias de la UOC a la existencia de 12 retos estratégicos anteriormente establecidos. Una nueva investigación está ya en marcha con el objetivo de evaluar estas limitaciones y promover mejoras.